Home Económica Contrabando afecta a 26,5% de empresas colombianas

Contrabando afecta a 26,5% de empresas colombianas

by admin

BOGOTA, 07 diciembre,2021_ RAM_ El contrabando y la competencia ilegal siguen afectando a los empresarios. Por lo menos esto es lo que deja a la luz la última Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC) de la ANDI para septiembre de este año.

En la misma, durante el mes se incluyó un módulo especial sobre el impacto del contrabando y la competencia desleal en la industria. Al respecto, el 26,5% de las empresas encuestadas manifestaron que están siendo afectadas por el contrabando y la ilegalidad en su sector.

Se les pidió a los encuestados que describieran cómo se está manifestando este flagelo. “Al analizar las respuestas encontramos que una modalidad bajo la cual se manifiesta este obstáculo está asociada al no pago de impuestos. En esta categoría se incluye en primer lugar la comercialización de productos sin factura (56,3%), la evasión tributaria propiamente dicha (47,9%), el contrabando técnico y el dumping (22,9%)”, indicó el informe de los empresarios.

Sostienen que otra categoría de este flagelo está más relacionada con formas de comercio ilegal tales como la presencia de productos que no cumplen normas técnicas y ambientales (47,9%), la falsificación de productos y de marcas registradas (39,6%), el contrabando abierto (37,5%) y la piratería (16,7%). Una tercera forma de contrabando e ilegalidad es la asociada al lavado de activos (10,4%) que toma la forma tanto de evasión tributaria como de comercio ilegal.

Respecto a la informalidad, la encuesta revela que “encontramos que el 34,3% de las empresas se han visto afectadas por este tipo de competencia, especialmente por la presencia en el mercado de productos con precios por debajo de sus costos, productos que no cumplen con las normas técnicas y productos de baja calidad». Igualmente, destacaron la «competencia desleal de empresas que evaden impuestos, que incumplen con las normas laborales del país y que llevan a cabo publicidad engañosa”.

De otro lado, para septiembre, los principales obstáculos que enfrentaron los empresarios en el desarrollo normal de su actividad son, en su orden: costo y suministro de materias primas; volatilidad de la tasa de cambio; estrategias agresivas de precios y comercialización; falta de demanda; impacto del covid-19 y, por último, la disponibilidad de mano de obra.

Respecto a la reactivación económica de las empresas, el análisis indica que “luego del fuerte deterioro de la formación bruta de capital en el 2020 (-20,3%), para los primeros nueves meses del 2021, la inversión está creciendo 10,3%, destacándose la mayor dinámica en maquinaria y equipo que aumenta 23,8% frente a igual periodo de 2020”.

Sobre si los empresarios consideran realizar un proyecto de inversión productiva para 2022, el 54,0% tiene previsto o está llevando a cabo un proyecto de inversión, el 43,0% no lo está realizando o no tiene previsto realizar uno para el próximo año y el 3,0% faltante aplazó su proyecto. De acuerdo con los resultados, se puede observar que en los últimos 15 años el dato observado en septiembre es el más alto desde el 2012.

Sostiene la encuesta que “para las empresas que afirman que están realizando o tienen previsto adelantar proyectos de inversión, les pedimos que describieran el objetivo de sus proyectos. Un 51,5% del total de empresas encuestadas plantea como su objetivo principal la modernización tecnológica; el 47,4% busca el ensanche de su planta; el 46,4% requiere reponer el equipo de la empresa; el 29,9% corresponde a innovación; 25,8% pretende la ampliación del mercado interno; el 18,6% invierte en logística; el 12,4% la ampliación del mercado externo y el 10,3% de los proyectos están orientados a lograr una mayor internacionalización de las empresas”.

También se les preguntó a las empresas por las mayores dificultades que tienen al momento de desarrollar sus proyectos de inversión productiva. El principal obstáculo es el financiamiento, con un 15,6% de las respuestas; luego están el costo y suministro de materias primas (14,3%); la falta de demanda con un 12,3%; las dificultades en logística y fletes (11,7%); el flujo de caja o capital de trabajo con 10,4%; la volatilidad en la tasa de cambio (9,1%); la baja rentabilidad (8,4%) y la importación y costo de la maquinaria y equipo (7,8%).

Por otra parte, en septiembre de 2021 el indicador de uso de la capacidad instalada se situó en 82,2%, dato superior al observado en el mismo mes del año anterior (80,6%) y por encima al promedio histórico de utilización de capacidad instalada (79,2%).

Respecto a los indicadores de inventarios y pedidos, en septiembre el 95,4% de la producción encuestada califica sus pedidos como altos o normales, cifra significativamente superior a la registrada en septiembre de 2020 (56,2%) y por encima del promedio histórico (81,4%). En el caso de los inventarios, estos son calificados como altos por el 14,3% de la producción manufacturera. En septiembre de 2020, el 17,5% de la producción consideraba como altos sus inventarios.

Asimismo, la percepción de los empresarios sobre el clima de los negocios presenta una buena dinámica en el mes de septiembre. En efecto, en este mes, el 79,8% de los encuestados consideró la situación actual de su empresa como buena, resultado significativamente superior al 65,2% observado en el mismo mes de 2020. Por su parte, el porcentaje de empresas que prevé una mejor situación en el inmediato futuro fue reportado en septiembre de 2021 por el 51,0% de los encuestados, nivel levemente mayor a la cifra registrada en el mismo mes del año pasado (48,3%).

Vía RAM

0 comment

También te puede interesar

Leave a Comment