Home Alimentos “Duele el bolsillo”: siguen dolores de cabeza por alzas; el ‘corrientazo’ está impagable

“Duele el bolsillo”: siguen dolores de cabeza por alzas; el ‘corrientazo’ está impagable

by admin

Tratando de ampliar el panorama, El Diario hizo un recorrido por el centro de Pereira para investigar el precio del almuerzo y halló varias situaciones.

Y es que hace pocos días se registraron diferentes manifestaciones en la Universidad Tecnológica de Pereira por algunas molestias que tenían los estudiantes. Tal vez una de las mayores adversidades, según ellos, ha sido las dificultades con todo lo que tiene que ver con el restaurante de la institución y con el proceso de los bonos que les ayudan a que su costo sea menor.

(Vea también: Sí se puede ahorrar haciendo mercado; aplique ‘tip’ que debe exigirles a supermercados)

Restaurantes

Si algo caracteriza la gastronomía colombiana y sus típicos almuerzos, es el famoso ACPM (arroz, carne, papa y maduro) pero, al parecer, dicha tradición ha tenido que transformarse en los últimos días, puesto que cada vez dichos productos, sumados a otros tantos, han venido registrando un aumento inusitado.PUBLICIDAD

Y es que el alza no es nueva, desde hace un año aproximadamente varios factores hicieron que de a poco, el precio de varios alimentos comenzará a aumentar, situación que empeoró este año 2022.

Carlos Javier Marín administrador del restaurante Muy Delis, indicó que “la situación está muy difícil porque son varios los alimentos que han subido de precio, mucho más de un 200 %. La papa, por ejemplo, pasó un kilo de valer 40.000 pesos a 160.000; el kilo de plátano que se compraba a 700 ya se encuentra caso en 1.800-2.000 pesos. Todo ha subido: el frijol, el arroz, las carnes; por ejemplo, el pollo y el cerdo son los que nos permiten trabajar, porque la de res ni siquiera se puede mirar“.

El propietario detalla que hasta el mes de noviembre del año pasado cobramos por almuerzo 5.000 mil pesos. En diciembre le tuvo que subir “y ahora, hace 20 días, quedó en 6.000 pesos”.

A la gente le duele el bolsillo, y se nota una disminución grande de clientes habituales. Lo que buscamos a pesar de las adversidades es seguir entregando un almuerzo con calidad. Aquí todos los días podrá encontrar sancochito completo y se entregan varias sopas; además, se les tiene principio de frijoles, lentejas, garbanzos, pasta y va acompañado de la ensalada, arroz, carne y una limonada o jugo diferente todos los días. En la actualidad no la tenemos fácil porque las ganancias son mínimas, y sostener el personal y el arriendo, es complejo pero bueno, ahí se le va haciendo”.

La situación para Carlos Andrés Colonia del restaurante el Gran Menú no es diferente: “Todos hemos visto que todo ha venido aumentando de una manera desproporcionada. Por ejemplo, el arroz hace un mes costaba 1.100 pesos y ahora está en 1.700 pesos; el aceite hace un año costaba 17.000 pesos los tres litros, ahora cuesta 28.000 pesos. Si este aumento continúa de esta forma, muchos restaurantes tendrían que cerrar”.

Colonia detalló que desde que abrieron hace 7 años los almuerzos los venden a 6.000 pesos. Lo que ha cambiado, dice, es que por la pandemia les tocó reestructurar lo que ofrecían, “ya no se venden ciertos productos, por ejemplo, antes se daba la opción de dos sopas, ahora solo se entrega una para evitar desperdicios, eso nos ha ayudado mucho; normalmente manejamos 3 opciones de principio, que muchas veces antes eran verduras y puré, ahora es una o la otra, o en ocasiones ninguna; para equilibrarlo si o si, debe ir un grano o una pasta; ya no manejamos carne de res porque se volvió insostenible“.

“Cuando llegó la pandemia nos quedamos con cero clientes. Luego se estaba volviendo a la normalidad y se vendieron 9 almuerzos, eso fue una buena manera de empezar. Tocó hacer los cambios anteriormente mencionados, pero a partir de allí nos hemos sostenido; hay nuevos clientes, y debido a eso no se ha sentido tanto el golpe. Hay clientes que no entienden que a 6.000 pesos no se les puede dar res, pero toca es adaptarnos a lo que hay”.

Alimentación de estudiantes

Y es que no solo el bolsillo del ciudadano del común se ha visto afectado, a los estudiantes también se les está dificultando alimentarse. Carlos Velásquez que estudia en la UTP manifestó que los almuerzos en esta institución están entre 7.000 a 7.500 pesos.

“La gente cree que eso es un valor justo, o incluso barato, pero es que muchas veces uno tiene solo para las fotocopias o para probar algún bocadito, pero no para las dos. Lo de los subsidios nos ayuda, pero en ocasiones es complejo el tema del papeleo, y estar buscando quien le entregue a uno los bonos. Nos parece muy triste que uno vaya al centro de la ciudad y encuentre mucho más barato los corrientazos que aquí en la misma universidad. Universidades privadas tanto interna como externamente logran obtener buenos precios para sus comidas”.

Laura Gonzáles, líder estudiantil de la UTP, indicó que creen que la universidad, la Gobernación de Risaralda y la Alcaldía de Pereira, “deben hacer un esfuerzo más grande para ayudar”.

Le dijo a El Diario: “Estamos hablando que el almuerzo está en 7.000 pesos para los estudiantes, pero para el resto de gente, profesores, trabajadores y demás es muchísimo más costoso. 21.500 estudiantes en pregrado y posgrado hay en la UTP, de estos el 10 % están en riesgo de seguridad alimentaria, serían aproximadamente 2.150, de ellos 1.096 reciben apoyo en total, 450 tienen un subsidio del 50 % pagando 3.500 por almuerzo y quedan 646 estudiantes que reciben el apoyo del 100 % los cuales son estudiantes de los programas Becas para Pepas, Risaralda Profesional y un programa padrino que tiene la UTP; todo esto lleva a que 1.056 se quedarán sin ningún tipo de subsidio, los que tienen Matrícula Cero, o que están en Jóvenes en Acción los dejan por fuera y son de los más afectados. Necesitamos que se haga un estudio juicioso de cuales estudiantes de verdad están en seguridad alimentaria”.

Respuesta universidad

Por su parte Luis Fernando Gaviria, rector de la Universidad Tecnológica de Pereira, indicó: “El 80% de los restaurantes de la Universidad están funcionando, la frutería la estamos construyendo nuevamente, se mejoró la infraestructura del Galpón, y hace un mes en este último lugar se comenzó nuevamente a prestar el servicio de comida con el mejor operador de la región, algo de calidad, cumpliendo todos los estándares y procesos que se deben cumplir”.

Según el directivo, la institución está dando más de 1.096 apoyos para los alimentos de los estudiantes: “Nosotros pagamos para que estos jóvenes de estratos 1 y 2 su alimentación sea 100 % de forma gratuita y estrato 3 reciba un 50 % de subsidio, vamos a mirar cuantos más requieren ayuda. Así mismo trataremos de negociar para flexibilizar el precio del almuerzo, tanto para estudiantes y docentes”.Publicidadhttps://25acee7a91e26b65649a4723b37a1a4b.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

Gaviria explicó que los operadores tienen que pagar el 10 % del impuesto de los alimentos, eso entra en la tarifa. Muchas veces por fuera se pueden encontrar almuerzos más económicos, pero ellos no pagan eso. La materia prima para esas comidas está en 5-000 pesos, por lo tanto, es muy difícil bajarlos de precio. “Aquí estábamos apoyando antes con subsidios, pero ahora logramos entregar la comida gratis, estamos haciendo nuestro mayor esfuerzo”.

Cifra El corrientazo más económico y de calidad que se encuentra en Pereira es entre 5.000 a 5.500 pero son pocos, casi todos están en 6.000 pesos.

0 comment

También te puede interesar

Leave a Comment